EMAYA, desde el pasado mes de noviembre, recoge de forma selectiva la materia orgánica en seis barrios de Palma: Son Rapinya, Son Flor, Los Almendros-Son Pacs, el Fortí, Son Cotoner y Camp den Serralta.

Para ello, se han implantado un total de 35 contenedores identificados de color marrón donde los vecinos podrán depositar los restos orgánicos. Se trata de una primera fase de la implantación de la recogida de materia orgánica en contenedores convencionales, de carácter piloto, por tratarse de un proyecto innovador y único por sus características. La materia orgánica se recogerá en contenedores marrones de 2.200 litros, de características similares al resto de los nuevos contenedores instalados en Palma a lo largo del año pasado, con la peculiaridad que tendrán su obertura cerrada, con una tapa que se accionará con la tarjeta ciudadana. También existirá una tarjeta específica para los generadores singulares que quieran utilizar estos contenedores (restaurantes, escuelas, etc.).

La implantación de estos contenedores supondrá una inversión de 28.000 euros en la adquisición de 40 contenedores con este sistema de apertura. Su recogida se realizará con los camiones con los que ya cuenta EMAYA, incorporando una ruta para su vaciado.

Para la implantación de la recogida de orgánica ha sido fundamental la colaboración del IMI, que ha permitido que la tarjeta ciudadana sea un instrumento fundamental del sistema implantado. Un sistema innovador y único que tiene como objetivo garantizar la calidad de la materia orgánica depositada, haciendo accesibles los contenedores a las personas que tengan interés en separar de forma correcta sus residuos orgánicos.

Además, permitirá la identificación y el registro de los usuarios de esta recogida para poder, más adelante, aplicar reducciones en las tasas de residuos y avanzar hacia un pago según los residuos generados, personalizando el coste del tratamiento de los residuos según la cantidad y separación que se haga.

Esta fracción ya se recoge en el centro histórico, en todos los puntos que cuentan con la recogida selectiva móvil. Este sistema, que da servicio a más de 14.000 personas, incorporó desde el comienzo la recogida diaria de esta fracción. También en el centro, los comercios adheridos a la recogida puerta a puerta cuentan con recogida diaria de materia orgánica. Hasta ahora son 85 los restaurantes, hoteles, escuelas y otros establecimientos participantes en este sistema. Así mismo, 35 hoteles de la Playa de Palma participan en la recogida puerta a puerta que incorpora también esta fracción.

El barrio de Son Sardina fue pionero en la recogida de la materia orgánica; después de una experiencia que se abandonó, la pasada primavera se colocaron contenedores para materia orgánica en los 23 puntos de recogida de este núcleo de población. Toda la materia orgánica recogida en Palma se destinará a las plantas de compostaje y metanización del servicio insular de residuos del Consell de Mallorca, gestionadas por TIRME.